Informe anual IVF - año 2017

El Índice de Volumen Físico de la industria, sin la refinería de Ancap, creció un 0,3% en 2017 con respecto a 2016, mientras que el núcleo duro de la industria lo hizo 1,9%.

De esta forma, 2017 se consolida el primer año completo de recuperación de la industria, tanto para el agregado[1] como para su núcleo. Reflejo de esto es el hecho de que tanto la industria sin refinería como el núcleo duro crecieron en más de la mitad de los meses del año. A su vez, se destaca el hecho de que no solamente lo hizo de manera regular, sino que también de forma generalizada, ya que el 51,6% de las ramas industriales producen más que en el año anterior.

Las dos ramas con mayor crecimiento han sido:

Automotores, creció 168%, aportando 0,4 p.p. al crecimiento global gracias al desarrollo de nuevos proyectos de ensamblado.

Lácteos, creció 6,2 % y aportó 0,3 p.p. Este crecimiento implicó casi una recuperación del 100% de la caída de la producción que se dio en los dos años anteriores.

Mientras que las ramas que registraron peor desempeño fueron:

Refinería de petróleo, ya que el cierre por mantenimiento de Ancap provocó una incidencia negativa de 11,3 p.p.

Elaboración de productos alimenticios n.c.p. que aportó con -1 p.p. a la variación de la industria. Este sector lleva dos años consecutivos de variación negativa en su actividad (10,5% 2017 y -6,4% 2016), lo que afecta fuertemente a la actividad por su peso en el entramado productivo.

 

 

 

[1] Para el análisis de 2017 se excluye la refinería de ANCAP debido a que la misma estuvo fuera de funcionamiento gran parte del año por razones de mantenimiento.

 

Documentos adjuntos: